Debate sobre la crisis financiera

El lunes pasado, tuve el placer de acudir a un debate sobre la crisis financiera en la facultad de economía de la Universidad de Salamanca. Los exponentes fueron Cristina Pita y Santiago López, profesores de la universidad. También estaba invitado Gonzalo Fernández de Córdoba, pero que por razones que desconozco no pudo acudir, y fue una lástima, porque estoy seguro de que hubiera aportado al debate otra visión distinta y enriquecedora a las que se dieron. Aún así, el debate fue muy interesante y espero que se repita otro parecido más adelante en el curso.


Durante el debate se dieron diferentes opiniones, tanto por parte de los invitados, como por parte de un público muy participativo. Pero también se pudieron escuchar grandes disparates, y hubo algún momento en el que parecía que aquello se iba a convertir en un debate político.

Entre los disparates que he comentado que se dijeron me gustaría resaltar uno, que se estuvo repitiendo durante toda la tarde/noche. Y el tema es que varias personas del público que tuvieron la opción de participar aseguraban que la crisis se debía a una falta de valores morales, derivados de una insuficiente o ineficiente educación, y por lo que se pudo entender achacados al hecho de ser españoles. Yo sólo estoy en primero, y la verdad es que como ya dije en el primer post mis conocimientos son limitados, pero hay cosas que son evidentes, por eso me gustaría decirles un par de cosas a esta gente. Por un lado, la crisis española no está provocada sólo por los españoles, es algo que nos queda mucha más grande. Por lo que no se puede culpar de la crisis, ni al “Penoso sistema educativo”, ni al “Spain is different®”, ni al “Esto es España®”, ni a cualquier prejuicio que tengamos sobre este país o sobre sus habitantes.

Y además para demostrar que la falta de valores morales y/o éticos no es el problema, os voy a proponer un ejercicio. Pensad en los dos países más políticamente correctos, se supone que con los mejores valores. Bien, a mí los dos que se me ocurren son Estados Unidos y Japón. Y qué casualidad que tanto el primero, ahora mismo; y el segundo, durante los 90, han sufrido o están sufriendo las mayores crisis de la historia económica.

Una vez dicho esto, creo que el argumento de la falta de ética carece de todo sentido, y puedo decir con toda seguridad que la crisis NO está provocada por una falta de valores morales o éticos. Incluso, el hecho de que esta carencia haya ayudado a agravarla también sería muy discutible.

Por último me gustaría poner un ejemplo mediante el cual se demuestra fácilmente, que el hecho de buscar la satisfacción particular, la mayoría de las veces, no sólo, no perjudica a los demás sino que a veces también les ayuda. ¿Alguna vez habéis preguntado a un médico por que ha decidido esa profesión? La respuesta suele parecerse a esto: “Porque ME gusta ayudar a la gente y además está bien pagado”. Con el ejemplo del médico es más fácil verlo, porque el efecto beneficioso que produce en la gente es mucho más visible que el de un banquero, o el de un premio nobel de economía. Aunque reconozco que también hay unas cuantas excepciones: Madoff, algunos ejecutivos de AIG o Enron, demasiados políticos…

Anuncios

Acerca de Josu

Nací en Eibar en 1989. Después de haberme pasado un año en los Estados Unidos estoy estudiando tercero de economía en la Universidad de Salamanca. El curso que viene terminaré la carrera en la Universidad de Toronto. Mi blog: https://economiauniversitaria.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Debate sobre la crisis financiera

  1. Kike dijo:

    El cuanto empezó a participar el público, el debate se desvió de temas económicos a la eterna discusión sobre influencia de la cultura en el desarrollo humano. ¿La cultura o los valores influyen más que la naturaleza de los individuos sobre el desarrollo social o económico? Lo que está claro es que muchos buscan una explicación en los valores y en la cultura. Quizás sea porque sobre valores y moral todos estamos al mismo nivel, cualquiera opina y su juicio es tan válido como el de cualquier otro, no hay nada objetivo que separe entre lo bueno y lo malo. Sin embargo, no es más que una trampa caer en esos debates. En el fondo la realidad no es más que un modelo muy complejo en el que influyen factores genéticos, psicologicos, naturales y circunstanciales. Sin embargo, pocos se atreven a reconocerlo porque ello significa una humillación para el hombre, que está totalmente condicionado y que en el fondo todos estamos al mismo nivel. Por eso es muy común que en cuanto el ser humano no entiende algo busca explicaciones religiosas, sobrenaturales, sociológicas etc. Y también es muy común buscar culpables, como los totalitarismos hacen, señalar con el dedo es lo que menos le cuesta al ser humano. Así que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, la superioridad moral no es un buen síntoma. Y sobre todo recordar que algunos invierten la relación causal: la cultura no determina el desarrollo económico, es más bien al contrario, la cultura es un producto de las circunstancias económicas y psicológicas.

  2. Adrián dijo:

    Creo que a la hora de solucionar un problema no tiene ningún sentido intentar buscar culpables o tener algún prejuicio moral. Los problemas hay que verlos desde un punto de vista estructural, problemas tales como la corrupción o la avaricia de los banqueros como dirian algunos o la estupidez de la gente que se ha hipotecado “porque vivir de alquiler es tirar el dinero” aunque en Europa no sea raro. Sabemos que hay países con más corrupción con otros siendo España en Europa de los que más tiene ¿son los españoles peores que los de países por ejemplo nórdicos con niveles de corrupción ínfimos?. Claro que no tenemos que tratar de entender porque nuestros políticos tienen más incentivos para ser digamos poco honestos.

    En el último artículo publicado que hablas del problema de la baja productividad y como el nivel de vida de los españoles ha ido más ligado a las subidas de precio de la vivienda que de nuestra productividad. Cabe pararse a pensar si un crecimiento así digamos pueda tacharse de no real y que por tanto no se den los factores para que a la vez se den valores más éticos y avanzados en una sociedad (algunos dirán que esto es relativo pero no estoy tan de acuerdo) por ejemplo en Finlandia un político que sea acusado de corrupto es dejado de hablar por su familia no encuentra ningún apoyo en la sociedad, aquí salen reelegidos la gente sale a la calle aclamándolos. La gente entiende la política como el fútbol no son objetivos.

    Bueno ya me aburri de escribir jaja un saludo Josu ánimo con el bloq.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s